Abolir la pena de muerte: objetivo del 4º Congreso Mundial

Photo © John Brownlee
Photo © John Brownlee
Katia Gandolfi
24 Febrero 2010

El miércoles 24 de febrero de 2.010 ha tenido lugar en Ginebra el cuarto Congreso mundial contra la pena de muerte. Durante tres días, más de 1.000 representantes de la sociedad civil, de las organizaciones internacionales y de los gobiernos se han reunido con el fin de definir y de reforzar las estrategias comunes tendentes a abolir la pena de muerte.

Después de Estrasburgo en el 2.001, de Montreal en el 2.004 y de Paris en el 2.007, ha sido Ginebra quién ha acogido a su vez, del 24 al 26 de febrero del 2.010, a las fuerzas abolicionistas internacionales para crear un movimiento cada vez más fuerte y más visible.

El director de las Naciones Unidas en Ginebra, Sergei Ordzhonikidze – acompañado por Rápale Chenuil-Hazan, director de: Juntos contra la pena de muerte (ECPM) (www.abolition.fr), asociación puntera del congreso, y de la presidenta del Consejo Nacional helvético Pascale Bruderer- ha inaugurado el Congreso en un lugar altamente simbólico: la sala de los Derechos del Hombre del Palacio de las Naciones. Los tres oradores han subrayado la importancia de este reunión para hacer que se respete unánimemente el derecho humano más fundamental: el derecho a la vida.

Animada por Darius Rochebin, la mañana ha continuado con las declaraciones de varios asociados de esta cuarta cita, como la Coalición mundial contra la pena de muerte (www.worldcoalition.org), otra instigadora del congreso. Las personas que han intervenido han recordado no solo la “barbarie” de esta práctica, sino también la arbitrariedad con que es aplicada. Bianca Jagger, Embajadora de buena voluntad del Consejo de Europa (www.coe.int), ha evocado la noción de discriminación (social, financiera, religiosa, étnica) a la que se somete a los condenados, y, citando a Camus: “¿Pero en que consiste la ejecución capital, sino en la más premeditada de las muertes? ”Ha dado a entender que una sociedad civilizada, justa y humanista no puede más que desaprobar la ley del Talión.

Las tres razones principales que motivan el combate contra la pena de muerte, a saber los casos de errores judiciales, la ineficacia contra la criminalidad y  la ofensa a la dignidad humana de esta práctica, así como la urgencia de una moratoria, han sido abordadas. Se trata de un verdadero combate por una causa común que ha reunido a militantes del mundo entero, como ha declarado Robert Badinter, ex ministro de Justicia y autor de la ley que abolió la pena de muerte en Francia, quién ha abierto el alegato de la sesión acompañado por Abdou Diouf, ex presidente de Senegal y Secretario General de la Organización internacional de la Francofonía (www.francophonie.org), y por el presidente español José Luis Rodríguez Zapatero.

Este último se ha comprometido a trabajar en el seno de la Unión Europea (www.europa.eu) para que se establezca y se aplique de aquí al 2.015 una moratoria universal sobre la pena de muerte, etapa indispensable para la abolición de la pena capital en los países que aún la aplican. Para cumplir este objetivo, ha propuesto la puesta en marcha de una comisión internacional que colaboraría estrechamente con las instancias civiles, gubernamentales e internacionales. El presidente ha subrayado la eficacia de un foro de estas características para desarrollar y consolidar una coalición mundial que ya ha dado frutos al convencer anteriormente a 19 Estados para suprimir la pena de muerte. Ha aprovecha también la ocasión, para invitar al próximo congreso a reunirse en España.

En cuanto a la edición 2.010 del Congreso, esta ha girado  sobre dos propuestas temáticas, desarrolladas en el transcurso de dos sesiones plenarias. La primera se ha marcado como objetivo la interacción entre las diversas instituciones internacionales y regionales y su compromiso recíproco dentro del movimiento abolicionista, como ha mencionado Ruth Dreifuss, ex consejera federal y presidenta de la sesión. La segunda se ha concentrado en los próximos desafíos a los que habrá que enfrentarse ante los países que aplican la pena de muerte y en particular a los Estados Unidos, Japón, China e Irán, donde se producen la mayoría de las ejecuciones. Al margen de los dos grandes debates, se han llevado a cabo mesas redondas, talleres, proyecciones y otras manifestaciones artísticas.

Todas estas reflexiones han puesto de manifiesto la necesidad de erradicar la pena capital y se han adherido a las manifestaciones de Víctor Hugo de hace más de un siglo: “la pena de muerte es la marca especial y eterna de la barbarie”.

ICVoluntarios ha movilizado a 16 intérpretes voluntarios para este congreso. Las combinaciones lingüísticas era las siguientes: francés, inglés, español.

©1998-2019 ICVolunteers|diseño + programando mcart group|Actualizado: 2019-01-28 10:52 GMT|Nuestra política|