Voluntarios para la Microfinanza

ICV at the International Syposium
Photo © Ivo Naepflin
Photo © Ivo Naepflin
Irene Amodei, Erika Troutman, David Fisk; French translation by Margaret Flez; Spanish translation by Audrey Tenedos
20 Octubre 2008

El Foro Mundial de las Microfinanzas organizó su primer Simposio Internacional Construir mercados financieros justos para todos los últimos 1-2 de octubre de 2008 en Ginebra en el OIT.
ICVoluntarios estuvo plenamente implicado en el acontecimiento. Participó en servicios propios a la conferencia como la inscripción de los participantes, la supervisión de la sala, la coordinación de la caseta, fotografiando e informando. Un equipo de 16 autores asistieron a todas las sesiones con el fin de realizar unos informes detallados que servirán de base para hacerse una visión general de las discusiones de la conferencia.
Uno de los principales conferenciantes acogido por el Simposio fue el Premio Nobel de la Paz, Muhammad Yunus, fundador y presidente del Banco Grameen, el famoso organismo de microfinanzas cuyo objetivo consiste en asegurarse de que el ambiente de los pobres les permite cambiar sus vidas y romper el ciclo de la pobreza.
Más abajo, está la publicación del informe escrito por Erika Troutman y David Fisk y revisado por Sarah Webborn, "Cómo las innovaciones del Banco Grameen construyeron unos mercados de microfinanzas?".

Muhammad Yunus utilizó la imagen de una película de terror para explicar a la gente por qué la microfinanza fue necesaria al principio. Dijo que si fuese un director de cine de Hollywood, realizaría una película de terror en la que de repente, un día, el sistema bancario no funcionariá más, ni las cuentas bancarias, ni las tarjetas de crédito, nada. Todo estaría congelado. Le gustaría que el resto de la población mundial comprendiera cual es precisamente la situación de los que viven en la pobreza y que esta pesadilla se repite cada día.

La situación parece más favorable ahora ya que el Banco Grameen ha sido exitoso y que numerosas otras instituciones han sido creadas basandose sobre este mismo modelo. Según las propias estadísticas del Señor Yunus, el Banco Grameen tiene unos 7,5 millones de prestatarios, de los cuales un 97% son mujeres con índices de reembolso muy altos (un 98%); unas mujeres que sin ser culpables nunca tuvieron acceso a lo que el Señor Yunus llama el "océano de dinero". Esas mujeres, por turno, utilizan estos fondos para mejorar los niveles de vida de sus familias y de sus comunidades. Gastan estos fondos para la salud de la familia, la vivienda y la educación. Es más y más evidente para la gente que la microfinanza puede ser una solución para sacar a los pobres de la pobreza.

Sus clientes "se sacan ellos mismos" de la pobreza porque uno de los principales conceptos del Banco Grameen es la perennidad a través de la autonomía. Esto significa que mientras los pobres luchan para subir en la escala social y reembolsar sus fondos, estos reembolsos sirven de base para financiar a los siguientes clientes. Al final, esas mismas personas ganarán bastante dinero para poder empezar a depositar unos modestos ahorros en el banco y de esta manera serán mucho más autónomas. Una de las características de el Banco Grameen es que los clientes son la base de sus accionistas, es decir, la mayoría de los proprietarios del banco son la clientela formada por mujeres pobres. "Todos los seres humanos tienen el mismo potencial", afirmó el Señor Yunus, "ayudamos a los pobres, pueden así liberar su propia energía y creatividad."

El Banco Grameen sigue evolucionando con sus clientes ofreciendo una gama más amplia de servicios ya que las necesidades se hacen aparentes. Un programa ha permitido desarrollar acuerdos con mendigos que consisten en motivarlos para que gestionen pequeñas ventas con el fin de escapar de la rutina habitual. El Señor Yunus declaró que "esto les ha permitido elegir entre las ventas y/o la caridad." Las estadísticas muestran que este programa es un éxito ya que más de 100 000 mendigos participan en el y 11 000 de ellos ya no mendigan. Para manejar cualquier crisis financiera, tenemos que estar abiertos a nuevas ideas, al crecimiento y al desarrollo. El Señor Yunus preguntó "Si hubiéramos dado este dinero como una subvención, ¿se hubieran producido cambios?"

Los servicios se extienden y se desarrollan con el banco pero los clientes también. El Señor Yunus relató la historia de una madre analfabeta que es clienta y en parte proprietaria del Banco Grameen. Siguió las "Dieciséis Decisiones" y como consecuencia, empieza a mandar a sus hijos a la escuela. A su hija, le salieron bien las cosas y ahora es médico. El Señor Yunus afirmó "pienso que su madre también hubiera podido ser médico pero nunca nadie le dio la oportunidad." Unos de los nuevos ámbitos en el que el Banco Grameen busca colaboradores es en el campo de la salud como asunto social. "Asunto social" es uno de los importantes términos al que Grameen siempre se refiere  porque es un elemento clave de su filosofía del quién/qué/dónde/por qué/cuándo/cómo de la microfinanza.Trabajar para romper la pobreza debe ser el principal objetivo y nunca el beneficio. Una persona puede obtener beneficios con la microfinanza pero para que el negocio mantenga su credibilidad y su perennidad con los clientes, siempre debe ser lo que el Señor Yunus llama "un negocio que funciona para una causa."

©1998-2019 ICVolunteers|diseño + programando mcart group|Actualizado: 2019-01-28 10:52 GMT|Nuestra política|