Versi贸n para impresi贸n


Derechos Humanos y el Entorno

Debates organizados por la Fundaci贸n Earth Focus e ICVoluntarios
10 estudiantes de la Academia de Aga Khan de Mombasa, Kenya, participaron en los recientes debates.
10 estudiantes de la Academia de Aga Khan de Mombasa, Kenya, participaron en los recientes debates.
By Alister Bignell, traduction fran莽aise V茅ronique Litet, traducci贸n espa帽ola Isabelle Guinebault
28 Abril 2008

Un debate para estudiantes sobre el futuro de los derechos del entorno y de la Declaraci贸n Universal de los Derechos Humanos (DUDH) tuvo lugar el 17 de abril en el Centro Internacional de Conferencias de Ginebra. A este evento, organizado por la Fundaci贸n Earth Focus e ICVoluntarios, asist铆an estudiantes de escuelas de Ginebra y de Mombasa. Fue una oportunidad de aprender m谩s, por parte de los invitados, acerca de la documentaci贸n existente sobre derechos humanos, y acerca de los proyectos enfocados en su mejor铆a y aplicaci贸n.

Entre los invitados, se encontraba al Dr. Kirk Boyd, un abogado especializado en derechos humanos y codirector del Proyecto de Investigaci贸n de la Convenci贸n Internacional sobre Derechos Humanos (CIDH), la Dra. Bruna Molina-Faidutti, una abogada internacional en derechos humanos, y Vita de Waal, directora de la Fundaci贸n for Gaia.  

El Proyecto de Investigaci贸n CIDH es una iniciativa de la Facultad de Derecho de la Universidad de Berkeley en California, y quiere abordar la evoluci贸n de la legislaci贸n en materia de derechos humanos. Lanzado oficialmente el 29 de Febrero del 2008, el proyecto "2048" quiere a la vez educar y comprometer a los estudiantes en los derechos humanos y en los documentos que los representan. El documento clave, la DUDH, conmemora este a帽o su 60掳 aniversario. "驴Donde quedar谩 esta lista de derechos en el 2048?", pregunt贸 el Dr Boyd, refiri茅ndose al proyecto "2048", una manera de abordar la pregunta.

El sitio Internet 2048 sirve de referencia en materia de informaci贸n sobre derechos humanos y de foro, donde cualquiera puede proponer ideas para la redacci贸n de un nuevo borrador de la DUDH.

Los comentarios dejados en el sitio Internet no se miden seg煤n su posici贸n sino seg煤n la relevancia de la idea, y son una manera de fomentar el dialogo a nivel internacional, seg煤n el Dr. Boyd. Uno de los puntos principales de este dialogo concierne la inclusi贸n de derechos del entorno en la DUDH, que hoy en d铆a no figuran. Los invitados subrayaron el car谩cter inseparable de los derechos humanos y del entorno, que, hasta recientemente, se trataban de manera independiente. El definir en la ley estas cuestiones como vinculadas tendr铆a un impacto en la reducci贸n de los efectos del cambio clim谩tico, dijo el Dr. Boyd. Citando a Al Gore, dijo, "Es importante cambiar las bombillas, pero lo es aun m谩s cambiar la ley.".

Seg煤n la Dra. Molina-Faidutti, de momento la ley no se extiende hasta la inclusi贸n de la DUDH, o hasta ir m谩s all谩 de las leyes nacionales. Despu茅s de haber detallado las convenciones actuales en materia de derechos humanos, subray贸 la necesidad de crear un tribunal de los derechos humanos que sea universal, independiente, aut贸nomo y fuera del control de los estados. Semejante tribunal forma parte de la visi贸n del CIDH y del proyecto 2048 y asegurar谩 la aplicaci贸n de los derechos humanos m谩s all谩 del nivel regional. La Dra. Molina-Faidutti a帽adi贸 que la falta de tal sistema judicial de los derechos humanos ha hecho que se obvien los derechos fundamentales, y en la mayor铆a de los casos, no se culpa a nadie por ello. "Entramos en un per铆odo bastante negro para los derechos humanos" coment贸.

En su discurso, Vita de Waal puso de relieve de manera significante la responsabilidad de las empresas, y subray贸 las desigualdades crecientes vinculadas a la globalizaci贸n y la interrelaci贸n entre entorno y derechos humanos. Los efectos de esta interrelaci贸n se notan en pa铆ses en 脕frica y Asia, donde la gente ha sufrido las consecuencias de la explotaci贸n de los recursos por parte de las empresas.

A prop贸sito de los pr茅stamos a esos pa铆ses, la Sra. de Waal dijo: "En la mayor铆a de los casos, hay condiciones. Tienen que guardar los recursos a un lado para que las empresas puedan llegar y cogerlos. Luego se van y le toca al pa铆s encargarse del l铆o." El Fondo Monetario Internacional (FMI), el Fondo Monetario Europeo (FME) y el Banco Mundial (BM) aplican frecuentemente esas condiciones a los pr茅stamos, dijo de Waal.

La explotaci贸n del entorno por parte de las empresas y las cuestiones actuales de la biopirater铆a (el patentar los cultivos) sigue teniendo lugar, porque las sociedades no est谩n legalmente obligadas a firmar los tratados, dijo de Waal. Las pocas excepciones tuvieron lugar principalmente gracias a las acciones civiles, continu贸 de Waal, como se vio en India, donde los ciudadanos abogaron por un tratado para proteger los cultivos.

Proteger los recursos en agua tambi茅n sigue siendo fundamental, e incluye el redefinir el agua como un derecho, no una mercanc铆a, dijo de Waal. A帽adi贸 que el uso del agua como un art铆culo vendible hab铆a llevado a la explotaci贸n de los pa铆ses m谩s pobres por parte de empresas privadas de agua.

Sin embargo, existe una soluci贸n al problema de escasez del agua, pero queda en gran parte desconocida o ignorada. De Waal revel贸 que un extractor de humedad del aire funcionando con energ铆a solar podr铆a ser la soluci贸n para proveer agua pr谩cticamente en cualquier parte del planeta.

Este equipo sencillo, que se puede mantener en un campo, incluye un panel solar (que se fabrica y cuida f谩cilmente), un filtro y una reserva para guardar el agua. El equipo refresca el aire cuando este pasa a trav茅s de paneles refrigerados (se quedan frescos gracias a los paneles solares), lo que resulta en condensaci贸n que gotea a trav茅s del filtro en la reserva.

El equipo atrajo mucho el inter茅s de los estudiantes, que quer铆an conocer el coste y los detalles pr谩cticos de tal dispositivo. De Waal dijo que era posible producirlo a grande escala para ayudar a los 1100 millones de personas que no tienen acceso a agua potable hoy en d铆a, seg煤n una estimaci贸n de la ONU.  
Seg煤n de Waal, quedan obst谩culos como los v铆nculos estrechos de los gobiernos o su dependencia en las compa帽铆as de agua y tambi茅n una desgana a invertir en la fabricaci贸n del dispositivo en otros pa铆ses.

Despu茅s del discurso de de Waal, los estudiantes se separaron en grupos peque帽os para poder hablar m谩s a fondo con cada uno de los invitados. Para los estudiantes, el tema principal pareci贸 ser la frustraci贸n al notar el tiempo que tarda para que el cambio sea efectivo, y la falta de leyes relativas a los derechos humanos.

En la tarde, bajo la supervisi贸n de Frederik de Cock, un socio organizador, los estudiantes presentaron y discutieron temas espec铆ficos relacionados con el entorno y los derechos humanos. El debate levanto cuestiones controversiales y desafiantes, poniendo de relieve perspectivas y posiciones diferentes y a veces alternativas u opuestas. 驴 C贸mo se puede conciliar diversidad y universalidad? 驴C贸mo combinar la simple enumeraci贸n de principios con su aplicaci贸n? 驴C贸mo respetar a las creencias religiosas, los derechos de las minoridades, las convicciones 茅ticas, los intereses privados y las jurisdicciones de los pa铆ses al mismo tiempo?
Suponiendo que el cambio ha llegado a ser una prioridad global, el auditorio fue confrontado a la "zona gris" del arreglo y tuvieron que encontrar un punto intermedio entre derechos y deberes, libertades y responsabilidades. Los esfuerzos sinceros para lograr una mejor铆a conceptual de la Declaraci贸n se juntaron a las preocupaciones por su implementaci贸n concreta y su aplicaci贸n real铆stica.  
Los estudiantes discutieron la posici贸n actual de las cuestiones medioambientales en los pa铆ses desarrollados y subdesarrollados. Se帽alaron la importancia de la educaci贸n medioambiental y demostraron una fuerte consciencia de la falta de aplicaci贸n de las declaraciones oficiales.

La tarde se acabo con una declaraci贸n de misi贸n formal acordada un谩nimemente por el auditorio:

"Despu茅s de encontrarnos y discutir de los derechos humanos y del entorno, llegamos a la conclusi贸n de que estos merecen ser incluidos en una convenci贸n internacional de los Derechos Humanos. Adem谩s, aunque existan varios puntos de vista, se acuerda por decir que estos derechos deber铆an de ser aplicados. Y esos derechos deber铆an de ser abordados con un esp铆ritu de responsabilidad colectiva global".

Ver las fotos de los debates.


©1997-2020 ICVolunteers|dise帽o + programando mcart group|Actualizado: 2019-01-28 10:52 GMT|