Grupo de trabajo en Proteómica Aplicada – Consejos prácticos

Perspectiva general
Foto © V. Krebs
Foto © V. Krebs
Irene Amodei, ICVolunteers
06 Diciembre 2006

La sesión de evaluación de la Swiss Proteomics Society (SPS, la Sociedad Suiza de la Protemiótica) permitió a los estudiantes evaluar lo que aprendieron durante el curso. El grupo de trabajo tuvo lugar el 4 de diciembre de 2006 en Yverdon-les-Bains, Suiza. ICVoluntarios proveyó voluntarios para informar sobre el evento de formación de la SPS.

Como alternativa a las conferencias de gran tamaño y para abordar una creciente demanda, la SPS organizo desde septiembre hasta noviembre de 2006 un curso de formación experimental. Su objetivo era promover una interacción más cercana entre los actores involucrados en campos relacionados con la proteómica para compartir los conocimientos específicos y permitir que las partes se familiarizasen con diferentes técnicas y nuevos equipamientos. Asistieron unos 23 participantes (cuatro de países europeos y el resto de Ginebra, Lausanne y las regiones de Zurich, Berna y Basilea. Estos comprendían desde estudiantes con poca experiencia a técnicos y científicos interesados en conocer nuevos métodos. Los participantes tenían la posibilidad de elegir entre ocho cursos aplicados (16 días de formación) que llevaban a cabo ocho laboratorios de toda Suiza, incluyendo la Escuela Politécnica Federal de Lausana, El Departmento de Farmacología Clínica de la Universidad de Berna, El Instituto Suizo de Bioinformática de Ginebra y en El Instituto de Sistemas de Biología Molecular en Zurich.

Los cursos tenían como objetivo ayudar a los participantes a comprender mejor los principales campos de trabajo de la proteómica, como la separación técnica, la espectrometría de masas, la fosfoproteómica y la bioinformática.

Al finalizar los cursos de formación, los organizadores y participantes se reunieron para cerrar la sesión que tuvo lugar en Yverdon-les-Bains el cuatro de diciembre de 2006.

El evento, de un día, ofreció la oportunidad de llevar a cabo un intenso debate entre los formadores y los formados, y también ofreció una oportunidad de evaluar de manera dinámica e informal las diferentes estrategias de análisis y sus correspondientes resultados. Además se realizó una presentación detallada de los cursos y los resultados; la reunión llevo a cabo una perspectiva detallada de las ventajas, los límites y los análisis técnicos complementarios y solapados, además de una revisión de los riesgos, retos y perspectivas de futuro.

Los participantes apreciaron especialmente la naturaleza aplicada de la formación, las oportunidades de trabajo en laboratorios tecnológicos avanzados y los efectivos consejos prácticos que se ofrecieron.

Durante la última sesión, se comentaron algunas cuestiones: la necesidad de mejorar la cantidad de datos recabados y la petición de una sesión de formación más larga que permitirá una mejor preparación. Los diferentes niveles de especialización de los participantes y la heterogeneidad de su formación llamaron la atención y de manera dispar se interpretó tanto como un obstáculo como una ocasión sin precedentes para descubrir diferentes perspectivas.

"Durante los últimos años, todos los laboratorios de proteómica de Suiza han estado haciendo frente a sus propios problemas e intentando solucionarlos utilizando únicamente su propia experiencia," comento Jean-Charles Sánchez, presidente de SPS. "El compartir estos problemas y sus soluciones es lo que la ciencia debe de hacer y de lo que trata la SPS. Desde que se creó a principios del 2000, hemos creado una red de expertos, fusionando perfiles académicos y comerciales, para llevar a cabo diferentes interacciones de objetivos, misiones y contextos". El diálogo entre las academias y las industrias resultó ser tranquilo y conveniente. "Todos somos científicos, no importa quien sea el patrocinador. Es la sinergía dinámica lo que funciona" comento el doctor Sánchez.

La SPS quiere derribar cuantas barreras sean posibles. Sobretodo la barrera que a menudo separa las entidades privadas y públicas, pero también la barrera que encontramos normalmente entre formadores y asistentes, para así conseguir un intercambio multidireccional y concertar una mejor acción.

El equipo de la SPS actúa como catalizador, dijo Reto Stöcklin de Atheris Laboratories, mirando con optimismo a la red que se ha activado durante el taller: "Los asistentes ya han empezado a trabajar juntos, intercambiando información y correos electrónicos. Este tipo de relación es muy extraña después de una conferencia tan corta”.

El mayor reto es asegurar su continuidad. ¿Conseguirá el evento más dimensión internacional en su próxima edición en el 2008 como algunos esperan? ¿Conseguirá la comunidad de expertos, ahora más cohesiva, preservar el espíritu de intercambio constante y colaboración? ¿Servirá una lista de correos electrónicos o un foro online como instrumento sostenible para permitir el intercambio de información entre los miembros? Por supuesto, esto es tan solo el principio.

©1998-2020 ICVolunteers|diseño + programando mcart group|Actualizado: 2019-01-28 10:52 GMT|Nuestra política|