Comprendiendo la Ola de un Tsunami

Photo: TVC
Photo: TVC
Chongcharoen (Pok) Sornkaew / AS
10 Noviembre 2005

Voluntarios Reconstruyen la Economia, Comunidades y Vidas en Khaolak

Chongcharoen (Pok) Sornkaew es originaria de Tailandia y trabaja como voluntaria con ICV. A principios de este a√Īo, pas√≥ tres meses con el Centro de Voluntarios del Tsunami (TVC) en Khaolak, un destino muy afectado y da√Īado por el tsunami que azot√≥ las costas de Tailandia, el 26 de diciembre de 2004.

"Khaolak" es una comunidad ubicada a 80 kil√≥metros de Pukhet (Tailandia), que sufri√≥ el mayor n√ļmero de muertes y personas afectadas causados por las olas del tsunami de las mareas. En Tailandia, "Khaolak" significa "gran monta√Īa o el principio". Antes de la terrible tragedia, esta regi√≥n fue un popular destino tur√≠stico para los viajeros europeos que quer√≠an escapar del hacinamiento de Phuket, conocida mundialmente. Despu√©s de la cat√°strofe, Khaolak vio flujos de voluntarios que acudieron en plena solidaridad para tomar parte en las operaciones de emergencia con los equipos m√©dicos tailandeses. Hoy en d√≠a, los voluntarios van y vienen para ayudar con la reconstrucci√≥n a medio plazo y los esfuerzos de re-desarrollo.

Sin lugar a dudas, los voluntarios conservan lo que queda de la economía local que se ejecuta mediante el alquiler de habitaciones, comer en restaurantes, comprar en las tiendas locales y la adquisición de otros servicios. Su sola presencia es una ayuda para la gente del lugar, por no mencionar el trabajo que llevan a cabo en actividades de reconstrucción, mano a mano con la gente local.

Pok ofrece algunas recomendaciones para cualquiera que se proyecta para ser voluntario en una zona de desastre, como Khaolak.

"Hay que dedicar tiempo y recursos para ir como voluntario. Se trata de un trabajo no remunerado y que se paga por s√≠ mismo para estar en el campo", recomienda. Sobre la base de la experiencia de la TVC, un mes (o m√°s) es una duraci√≥n ideal para el voluntariado, porque tienes tiempo para aprender y pueden contribuir de manera significativa sin interrupci√≥n. Si usted tiene menos tiempo libre, baje sus expectativas y tienda a las tareas que se pueden realizar f√°cilmente sin demasiada orientaci√≥n y formaci√≥n. Es una buena idea informarse lo m√°s posible sobre el pa√≠s, la cultura, la gente, el tama√Īo de los da√Īos, el progreso, el trabajo realizado o las necesidades no satisfechas antes de llegar all√≠. "No hay necesidad de tener miedo de que se quedar√≠a solo y sin ayuda, aterrizar√° en una comunidad amigable que hace que cada d√≠a de su estancia valga la pena."

Pok insiste que los voluntarios deben ser conscientes de que, si bien los voluntarios son muy apreciados, no somos héroes ni heroínas. Lo es la gente local.

En el campo, las cosas cambian a diario, aunque los principios fundamentales se observan. Las cosas pueden parecer desordenadas, ca√≥ticas e irracionales seg√ļn las normas a las que est√°s acostumbrado. Esto es normal dada la secuela de una destrucci√≥n m√°s all√° de cualquier imaginaci√≥n. No sirve de nada criticar cuando las cosas van mal, sino dando el m√°ximo esfuerzo posible para mejorarlas. Lo mejor es hacer su parte del trabajo con un esp√≠ritu de colaboraci√≥n con otros voluntarios, y por supuesto, la gente local.

Los Tais son incre√≠blemente amables, serviciales y generosos, incluso despu√©s de una p√©rdida impensable. Apenas dicen que no a los voluntarios inocentes que les piden que hagan cosas extra√Īas. Sin embargo, ten en cuenta que las personas con las que los voluntarios est√°n trabajando son supervivientes y que fue su incre√≠ble fuerza y perseverancia que les ayud√≥.

Por √ļltimo, pero no menos importante, los voluntarios son facilitadores que acompa√Īan en los mayores esfuerzos dirigidos por la poblaci√≥n local. Si no es tailandes o local, tenga cuidado adicional de traer conceptos extranjeros sin adaptaci√≥n a la cultura local y las pr√°cticas, ya sean los m√©todos de trabajo en grupo, juegos infantiles, obras de teatro, las artes, las aulas, las canciones y por igual. Tenga cuidado extra con los ni√Īos hu√©rfanos, ya que se aferran a cualquier voluntario con buen coraz√≥n y se decepcionan cuando los dejas. Sea amable, pero fiel a ellos. Si usted no puede volver nunca, no lo prometa.

Tenemos que preguntarnos siempre; "¬Ņc√≥mo construy√≥ la gente sus comunidades antes de que lleg√°semos nosotros?" El tsunami no se llev√≥ sus habilidades y sabidur√≠a, pero voluntarios ignorantes si que pueden.

Una √ļltima lecci√≥n que aprend√≠ es que en lugar de ser un donante (que yo pensaba que yo era antes de mi partida de Khaolak) era en realidad un receptor. He recibido al obtener una visi√≥n de la realidad local, ampliando mis puntos de vista de voluntariado en las zonas afectadas, el aprendizaje de c√≥mo los lugare√Īos afectados superan grandes dificultades, y aprovechando el tiempo de la gente y la colaboraci√≥n.

"Esta experiencia tambi√©n me hace sentir m√°s humilde y ver la diferencia entre lo que yo pensaba que pod√≠a hacer y lo que realmente puedo hacer. Regres√© a Ginebra con una actitud renovada de ayudar a la gente en una situaci√≥n de desamparo. Al no aprender y apreciar los puntos fuertes de la poblaci√≥n local, me parece uno podr√≠a ser a√ļn m√°s impotente que ellos", concluye Chongcharoen.

ICVolunteers recluta voluntarios (no remunerados) para proyectos en Sud√°frica, Mal√≠, Senegal, Canad√° y Espa√Īa. Esta es una oportunidad para ampliar la experiencia de los voluntarios. Si usted est√° interesado o si le gustar√≠a aprender m√°s acerca de la experiencia de voluntariado en Khaolak, por favor p√≥ngase en contacto con nuestra oficina en Ginebra, o env√≠e un correo electr√≥nico a info@icvolunteers.org.

©1998-2019 ICVolunteers|dise√Īo + programando mcart group|Actualizado: 2019-01-28 10:52 GMT|Nuestra pol√≠tica|